Mis fotos en Instagram

Instagram

lunes, 3 de octubre de 2011

Un día cualquiera en la vida de una rana


Año 1954

Estaba yo tan tranquila, tomando el sol, cuando de repente alguien echó la manos sobre mi y me agarró de las patas, seguro que era un humano por la forma de acariciarme. Un día me habían hablado de esas caricias que acaban metiendote un pitillo en la boca para asfixiarte o abriendote con una navaja medio oxidada la barriga para ver como son tus tripas, solo es por curiosidad, dicen.
Así que me metieron en una caja de zapatos y me subieron a una bicicleta, yo iba a oscuras y croando a ver si alguien venia a liberarme pero no hubo suerte, ni una sola alma caritativa entre los humanos.
Pasó un rato y se paró el rodar, debieron agarrar la caja pues me sentí muy zarandeada, entramos en una habitación, escuché voces, de pronto la luz y otra mano que me coge, de repente noto un pinchazo, y como una descarga de un liquido bajo mi piel, me desmayo, pero me reaniman dandome agua, me vuelven a meter en la caja y la dejan sobre una mesa.
Me siento mal, me duele la barriga, tengo contracciones y creo que voy a parir, pero si aún no era el día, esa maldita inyección me esta haciendo ovular, me duele todo el cuerpo, me pasé toda la noche croando y croando. Al día siguiente me llevaron a la charca, y me dejaron libre. Algunos humanos no son tan malos.
Bueno, mi madre se enteró así de que estaba preñada de mi.

3 comentarios:

Dyhego dijo...

Las ranas son de ese tipo de animales que te caen simpáticos de lejos. Cuando tienes que sufrirlas de cerca y por la noche... eso ya es otro croar.
Saludos saltarines.

Optimus dijo...

Mi querido amigo, ni todos los humanos son malos ni todas las ranas son buenas... todo depende del punto de vista.

Sigue así, me gustan las fotos que compartes últimamente... ¿te estás aficionando a la fotografía?...

Un abrazo.

Carpe Diem dijo...

Ja ja ja, ahora ya me explico yo de donde salio te instinto medio rara, y no lo digo por croar, que croar en ocasiones te gusta bastante…Santa tu madre, no sabia lo que le venia encima cuando se entero, sino igual se hubiera echado atrás… jeje, (Todo lo anterior es broma, la confianza a veces da mucho asco…je je.)

Enhorabuena por todas estas historias diferentes que ofreces últimamente, me alegra ver que no todo es dramático en este blog, porque los que te conocemos un poco sabemos de tu ironía, de nuevo mis felicitaciones. Por cierto ya han empezado las mejores fiestas de Galicia….así que si quieres comer ese pulpiño que tanto te gusta, ya sabes a donde has acudir jeje (Haciendo publicidad barata de nuestra gastronomía y turismo jeje).

Un abrazo.