Mis fotos en Instagram

Instagram

martes, 4 de enero de 2011

Natanael, no debería hacer estas cosas



Dando vueltas por Santiago, llegamos a este tunel donde la música de una gaita me puso los pelos de punta, después un café frente a la quintana y el calor de la taza.

Si yo fuera el viento, soplaría para que nunca pudieras escaparte
si yo fuera la lluvia, mojaría los caminos de huidas
si yo fuera el sol, iluminaria mi rostro para guiarte
si yo fuera la música, sonaría las notas que te olvidas
si yo fuese el fuego, quemaría todo lo que me dañaste
y si soplo, mojo, ilumino, sueno y quemo, 
sólo lo hago por ti, y porque no noto nada cuando te vas.

Si yo fuera la noche, tendría preparado un lecho de plumas
si yo fuera el calor, te rodearía para sentirte solo mía
si yo fuera la higuera, te haría un postre con miel y ternura
si yo fuera el camino, te llevaría por veredas de osadía
si yo fuera el amor, tu serías la diosa de esta locura
y si tengo, rodeo, hago, llevo y soy,
sólo lo hago por ti, y porque no soy capaz de estar sin verte.

1 comentario:

Optimus dijo...

Si yo fuera, si yo fuera… emotivo poema Menalcas, sentimiento, duda, deseos y todo mezclado en la justa medida para transmitir sentimiento.

Qué decir de la inspiración, La Quintana, una de las mejores plazas (por no decir la mejor) para disfrutar intensamente de Santiago, si eres capaz de combinarlo con café y buena compañía... perfecto!

Va a tener razón una buena amiga que dice que llegó a Santiago llorando y ahora lloraría si tuviera que irse… simplemente, enamora.

Un fuerte abrazo.