Mis fotos en Instagram

Instagram

domingo, 30 de enero de 2011

Natanael, estados de ánimo 2

Yo no escribo versos
si acaso los versos me escriben a mí
y me rodean el alma que espera
y me agarrotan el corazón que sufre
y quieren que abra los ojos
dejando salir unas lágrimas por ti
yo no escribo versos
si acaso el poema que hay en mí.


Como en un momento, la ilusión de muchos días se destroza, y así una vez y otra, mi sino es llegar tarde y si aún llegando tarde pudiese estar contento, habría merecido la pena el esfuerzo. Pero no, llego tarde mal y arrastras, como dicen por ahí, llego cuando ya no hay nadie esperando, cuando ya quitaron la pancarta de meta. 
Y yo, gilipollas de mi, lo vuelvo a intentar otra vez y no doy aprendido y no doy aprendido.
Es dificil reponerse, ahora ni siquiera quiero hacerlo, duele, lo suficiente como para derramar alguna lágrima, lo suficiente como para dejar todo y perderse, lo suficiente como para... Sería bonito poder decir que me lo compensaron, pero creo que ni eso puedo esperar. 
Y yo, gilipollas de mi, lo volveré a intentar. 
Pero volveré a ilusionarme, seguro, y volveré a sufrir por eso y así pasarán los días y así pasarán las noches.
Ya ves, Natanael, solo son estados de ánimo, que un día te elevan a lo mas alto de la montaña, y al poco tiempo te hacen caer en el pozo mas oscuro. Pero cuando estás abajo se ve todo negro y entran ganas de amanecer en ese mundo donde no hay montañas ni pozos y todo es como siempre.


7 comentarios:

Sisco dijo...

Conozco un dicho que dice así:

Cuando, cuando os daréis cuenta
Que si siempre perdemos
Es porque siempre estamos ahí

Menalcas dijo...

siempre estamos ahí, pero sirve de algo?

guillermo elt dijo...

No es malo entrar en la oscuridad, pero siempre llevar una linterna en el bolsillo para cuando quereamos salir, si no nos acordamos de volver, nos ayudemos con un poco de "luz".

Sí, Menalca, te entiendo perfectamente y, aún no estando de acuerdo con la palabra gilipollas, debo estarlo porque entiendo perfectamente el sentido que le das.

Un Abrazo.

Optimus dijo...

Aunque a menudo no nos demos cuenta, (dejémoslo en casi) siempre sirve de algo Menalcas.

Ánimo, siempre habrá alguien esperando.

Un fuerte abrazo.

Juanma dijo...

Este entrada, querido amigo, me sabe a pura de vida (no sé si paradójicamente o no). ¿Sirve para algo? Que sí, hombre, para algo seguro que sirve. De no ser así, tampoco pasa nada grave: lo inútil es tantas veces lo imprescindible. Hay poemas que son así, tan inútiles como imprescindibles.

Un fuerte abrazo.

Menalcas dijo...

Veo que no me pasa a mi solo estas cosas, la verdad es que llevais razón, claro que sirve, aunque con cada desilusión uno aprende y no era esto precisamente lo que queria aprender. gracias por vuestro apoyo

Sisco dijo...

Mas que nada, ser como una mosca cojonera, jejeje