Mis fotos en Instagram

Instagram

sábado, 30 de enero de 2010

lunes, 25 de enero de 2010

Natanael, es una forma de explicartelo

Cuando me preguntas porque voy tan deprisa, me doy cuenta de que la vida no es nada, solo esos instantes en los que siento, y por eso me gustaria sentir todos los instantes, quiero morirme lleno de eso y aunque preferiria que todos fuesen felices, si tambien existen los dolorosos, no me importará.

La vida a veces

Jaime Gil de Biedma

La vida a veces es tan breve
y tan completa que un minuto
- cuando me dejo y tú te dejas -
va más aprisa y dura mucho.

La vida a veces es más rica.
Y nos convida a los dos juntos
a su palacio, entre semana,
o los domingos a dar tumbos.

La vida entonces, ya se cuenta
por unidades de amor tuyo,
tan diminutas que se olvidan
en lo feliz, en lo confuso.

La vida a veces es muy poco
y tan intensa -si es tu gusto-
Hasta el dolor que tú me haces
da otro sentido a ser del mundo.

La vida; luego, ya es nosotros
hasta el extremo más inmundo.

Porque quererse es un castigo
y es un abismo vivir juntos

viernes, 22 de enero de 2010

Natanael, hoy me acordé de Gide, y busqué su aroma

Es cierto que he querido besar toda la risa que he encontrado en los labios; que he querido beber toda la sangre que he encontrado en las mejillas, las lágrimas que he encontrado en los ojos; que he querido morder la pulpa de todos los frutos que han tendido hacia mí las ramas. En cada posada me saludaba un hambre; en cada fuente me esperaba una sed -una sed, ante cada una, particular-; y habría querido otras palabras para marcar mis otros deseos
de marcha, donde se abría un camino;
de descanso, donde la sombra invitaba;
de nado, al borde de aguas profundas;
de amor o de sueño al borde de cada lecho.

He puesto audazmente mi mano sobre cada cosa y me he creído con derecho a cada objeto de mis deseos. (Y, por otra parte, lo que anhelamos, Natanael, no es tanto la posesión como el amor.) ¡Ah, que ante mí todo se irise, que toda belleza se revista y se matice con mi amor!

martes, 19 de enero de 2010

Natanael, podía haber sido así o tal vez de otra forma.

Salí a la calle, llevaba una maleta y un montón de sueños, era el día y la hora en que habíamos quedado para irnos, Natanael. Como aún tenia tiempo fui caminando a la estación del tren, desde allí íbamos a partir hacia no sé donde, realmente nos daba igual, lo importante era la cantidad de vida que se abriría a nuestro paso. Hablamos mucho antes y hace una semana lo decidimos, no nos queda tiempo para vivir la mitad de la vida que se nos debe, así que no importan las consecuencias, no importa nada; solo había un motivo, no llegar al final, hundido, por la cantidad de cosas que dejaste sin hacer.



La primera escala, recuerdas Natanael, era Granada, tres días para visitar la Alhambra, el Generalife y entrar en las tabernas del Sacromonte, la cosa prometía, desde allí, al primer país que íbamos a visitar, y este era Egipto, la cuna de un pensamiento cuyas raíces se esparcieron por todo el mundo hasta desaparecer, pero quería pasear por el Nilo, y por Alejandría y tomar un café con Naguib Mahfuz en el Cairo.



Después llegaría Grecia, Natanael, y sus islas, y tomar el sol en una playa y comer musaka, y beber ese vino fuerte que solo los audaces saben beber, como decía Kavafis, y emborracharme con sus aguas claras y sentir el peso de Sócrates, Aristóteles, Platon, Alejandro, etc. sobre mis hombros. Islas como Corfu, Itaca (Dios mío, que de recuerdos) Mikonos, Rodas. El tiempo que estaríamos aquí dependería, como siempre, de cómo nos organizásemos la vida, si vivir como Platón o como un turista, pero todo se andará.



El paso siguiente nos llevará a Estambul, un paseo al atardecer por el Bósforo y la visita a Santa Sofía, a la Mezquita Azul, al Gran Bazar, después callejear y tomar un té con hierbabuena en algún Cay Bahcesi. Y como no, una excursión a Capadocia.
Como ves, siempre tiendo hacia el sur, en busca de esas playas, ese sol, esas palmeras y esos cafés ruidosos con olor a sándalo. Porque me gustará eso desde niño, Natanael?.

De repente la rueda de la maleta se encalló en un sumidero, intenté tirar de ella pero si lo hacía demasiado fuerte la rompería, andaba ya justo de tiempo en ese momento y empecé a ponerme nervioso, tiré fuerte, rompí la maleta, caí al suelo y me fracturé un hueso del brazo; mucho me dolía, no iba a ser capaz de llegar en condiciones al tren, renqueando como podía conseguí entrar en la estación, pero ya era demasiado tarde, el tren ya había salido, llorando, no sé si mas por la partida o si por el dolor del brazo, me senté en un banco y entonces te acercaste a mi y me dijiste: no llores, siempre habrá otro. Te miré y te dije: creo que ese era mi último tren. Entonces empezó a llover.



Creo que esto al final acababa en Ibiza en una pequeña casa en la ladera de un monte más alta que el horizonte, quiero tener buena vista, con una terraza y unos lagartos al sol.

jueves, 14 de enero de 2010

Cuando el tiempo se detiene nathanael

Se dice que el tiempo es inexorable, que nunca da tregua y siempre impone su ley, pero yo te digo nathanael que el tiempo a veces se detiene, ocurre pocas veces, pero cuando ocurre todo es magia, son esos momentos que dos almas se tocan, se entrelazan, y todo es uno, el universo detiene su eterno conspirar, y entonces sientes que todo es como tiene que ser y cada cosa esta donde tiene que estar, sientes que eres todo y no eres nada, pero no te importa, no piensas no sientes o solo sientes, y no te mueves porque te da vertigo y temes que la magia se rompa. Esos momentos Nathanael compensan una vida sin sentido y el tiempo perdido.
Nathanale has sentido alguna vez algo parecido?

Coruña, no hace frio, hoy me siento en el sur del sur!!!

miércoles, 13 de enero de 2010

A veces me gusta pensar que he vivido

Este es mio, de no hace mucho

Solo los recuerdos tienen color
tal vez porque solo se recuerdan
los momentos felices
el presente es gris
y el futuro no es
y en mitad de la noche recuerdo
gracias a esa música
gracias al calor de la noche
y enciendo un cigarro
y cierro los ojos
¡Cómo me gustaría que no pasara el tiempo!
Que este momento durase un poco más
por mi mente: árboles, mar, tus ojos,
el calor del verano, aquella playa,
tus pechos desnudos, el sabor de tus labios.
Lluvia y sol pueblan paisajes de mi vida
¡Cómo me gustaría que no pasara el tiempo!
La ceniza no llega a su destino y cae al suelo
es el fin del cigarrillo
y en mitad de la noche, desnudo
recuerdo y siento frío
Moustakí dejó de cantar hace un rato,
ahora, solo silencio, sonrío
y por fin me acuesto.
Hasta mañana.

Este cuadro me pone nervioso


mi amigo van gogh, todo lo que no se ve, soy yo también.

Ahora viene Borges y me deprime

Ya No Seré Feliz

Ya no seré feliz. Tal vez no importa.
Hay tantas otras cosas en el mundo;
un instante cualquiera es más profundo
y diverso que el mar. La vida es corta

y aunque las horas son tan largas, una
oscura maravilla nos acecha,
la muerte, ese otro mar, esa otra flecha
que nos libra del sol y de la luna

y del amor. La dicha que me diste
y me quitaste debe ser borrada;
lo que era todo tiene que ser nada.

Sólo que me queda el goce de estar triste,
esa vana costumbre que me inclina
al Sur, a cierta puerta, a cierta esquina.

martes, 12 de enero de 2010

Me he encontrado esto, es Ezra Pound

LA BUHARDILLA
Vamos, compadezcamos a los que están mejor que
nosotros,
Vamos, amigo, recordemos
que los ricos tienen camareros y no
amigos.
Y nosotros tenemos amigos y no camareros.
Vamos, compadezcamos a los casados y a los no
casados.
La aurora entra con pasitos menudos
como una dorada Pavlova,
Y yo estoy junto a mi deseo.
Y la vida no tiene nada mejor.
Que esta hora de diáfana frescura,
la hora de despertarnos juntos.

La Sombra del Peregrino o....

Cada noche cuando llega la oscuridad una figura tenebrosa aparece en una de las plazas más bellas y concurridas de Santiago de Compostela. Es uno de los misterios mejor guardados de la plaza de A Quintana. En una esquina, la más próxima a Platerías, junto a la Puerta Real, una sombra espectral da forma a una figura de un extraño peregrino. Permanece allí hasta el amanecer protegida por las verjas.



Con su bordón calabaza incluida, su sombrero de ala ancha y oculto bajo su capa, aprovecha la sombra del pilote que protege el cable del pararrayos, para ocultarse de las miradas inoportunas y continuar con su triste y prolongado sino.


Tan singular efecto óptico suele pasar desapercibido porque se produce cuando la Basílica compostelana ya ha cerrado sus puertas y la afluencia de visitantes se limita a las terrazas de los establecimientos de hostelería de las proximidades.

Durante el día el peregrino desaparece.



Según cuenta una leyenda, la sombra pertenece a un sacerdote enamorado de una religiosa del convento de San Paio. Todas las noches se reunía con ella cruzando un pasadizo existente bajo la escalinata de la Quintana, que unía la Catedral al convento.



Después de algún tiempo el sacerdote propuso a la religiosa escaparse juntos para vivir su amor libremente. Se citaron al anochecer y el clérigo se disfrazó de peregrino para no llamar la atención. La esperó pacientemente, pero ella, nadie sabe por qué, no acudió a la cita. El nunca se ha resignado a la evidencia. Y desde entonces, al caer la noche, él sigue acudiendo puntualmente a la cita. Cada noche, todas las noches.

La plaza de A Quintana, es decir, de la redundancia, puesto que quintana no es otra cosa que plaza en galego, se divide en dos niveles que a lo largo de la historia han recibido dos nombres. La Quintana de Vivos, que es el nivel más alto, y la de Mortos, el más bajo y amplio.

Éste último fue durante siglos cementerio público, de ahí su nombre, y un cementerio con enterramientos de no demasiada calidad. En un documentado estudio sobre el urbanismo compostelano en la época barroca, el profesor Andrés Rosende recoge algunas descripciones sobre el estado de estas tumbas que dan bastante más miedo que el espectro del peregrino.

A Quintana también fue lugar de juicios inquisitoriales, los llamados actos de fe. Por tanto la triste sombra también podría tratarse de un quemado en la hoguera.

Del blog Meridianos.

sábado, 9 de enero de 2010

Cuando una sonrisa hace brillar un dia estaño

Coruña, hace frio,hoy ha sido un dio extraño, empezo regular,uno de esos dias en que tu cuerpo se empeña en recordarte la edad que tienes,esos dias en que ya no te crees el rey del mundo y en el que te planteas quedarte en cama y no hacer nada, maldito cuerpo que me ata y me limita!,empieza a convertirse en el lastre de mis alas que encadena mi vuelo a la realidad. Acaso es esto lo que se siente al ser viejo? (o al menos al empezar a serlo), no lo se, pero sólo se que no me gusta!.
Despues el dia nathanael empezó a empeorar, porqu ya sabes cuado las cosas pueden ir peor van y lo hacen, que razón tenia el tal murfhy, aunque por lo que me respecta podía meterse las tostadas con margarina donde mas le apeteciese; pues eso que el universo conspiraba nathanael y el dia se torcía un poquito mas, pero no, fue entonces cuando tu despues de pensartelo un rato decidiste que no estabas dispuesto a lentejas, cosa de la que me alegro, porque de repente el universo y murfhy haciendo el gilipoyas con las tostadas se fueron a hacer puñetas, y mi dia que pintaba estaño se convirtio una vez mas en senderos bajo arboles verdes, inundado por un estupendo olor a lluvia bajo los primeros rayos de sol , y tu nathanael estabas alli, decidiendo de que color seria la siguiente maravilla a observar, y eligiendo de que aroma se envolverian nuestras almas en el siguiente recoveco del camino. gracias por ello nathanael, al final un dia que empezaba mal y pintaba peor se convirtio en un dia estupendo y todo fue luz, y sonaron violines y bla bla bla

Como dice tu amigo albert camus:Ni me guies y no me sigas, simplemente camina a mi lado y se mi amigo!!!

jueves, 7 de enero de 2010

Natanael, siempre existiras, aunque te niegue

La Coruña, hace frio, en casa no tanto, tenemos calefacción, todo esta tranquilo y quiero saborear este momento Natanael, la Navidad ha pasado y a comenzado otro año, pensé que serían unos días más, como todos, y realmente han sido así. Pero estoy contento y ya ves, hasta yo mismo me extraño, con este tiempo y ni un día de color estaño, que ha pasado Natanael?.
No creo que esto pueda durar mucho, por naturaleza yo ya me crearé los suficientes problemas para joderme la vida, y me pondré furioso conmigo mismo e iré por la calle suplicando cariño, suplicando una sonrisa. Porque soy así, Natanael?.
Tal vez necesito mirarme en tus ojos, como ahora, y ver que estas alegre conmigo, tal vez necesite contemplar como las estrellas brillan y casi siempre esta nublado, tal vez necesite sentir que me abrazas y oooohooohooohooo.
Pero ya llegarán esos días, ya llegará la lluvia, la niebla, el frio, la desilusión, la frialdad, la soledad, las lentejas. Ahora solo voy a disfrutar, Natanael, no sé hasta cuando, pero intentaré seguir así, sobre todo porque me gusta estar contento, sobre todo porque me siento feliz, y sobre todo porque estas por ahí.

miércoles, 6 de enero de 2010

50 aniversario de la muerte de uno de los grandes, al menos para mi, Albert Camus



No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina junto a mí y sé mi amigo.

No ser amado es una simple desventura. La verdadera desgracia es no saber amar.

No esperes por el juicio final. Se lleva a cabo cada día.

El otoño es una segunda primavera en la que cada hoja es una flor.

El pensamiento de un hombre es ante todo su nostalgia.

domingo, 3 de enero de 2010

me gusta Buika, tiene algo

La vida es como las lentejas, los dias al igual que ellas parecen todos iguales, pero siempre hay matices que los hacen diferentes,matices que hacen que nos gusten o no, que nos pongan tristes o nos hagan felices,es sorprendente comprobar la delgada linea que separa la felicidad de la amargura, pero amigo nathanael al final no somos más que pobres funanbulistas obligados a realizar el mismo espectáculo diario,en el que un pequeño resbalon nos hace ver lo dificil que es hacer lo que hacemos, y comprobar lo poco que separa la vida de la muerte,la felicidad del infortunio, la alegria de la tristeza,que pequeños matices convierten un dia en dia estaño.

Por cierto las lentejas son las que hacen al marisco tan especial, acaso si siempre fuese marisco no nos deleitariamos con unas lentejas?

Al final nathanael dame lentejas y dejame saborear alguna vez centollos, porque lo bueno de las lentejas es que..... cada uno que busqe lo bueno de las lentejas!!!!



Por cierto cuando uno se desnuda como tu pretendes corre el riesgo de resfriarse el alma, pero casi siempre airea el corazon.

sábado, 2 de enero de 2010

gracias

He escrito un monton de cosas y ninguna era buena, ninguna reflejaba lo que quería decir, he buscado poesias y ninguna era bella, y si lo eran no las sentía adecuadas, al final ya que vamos a desnudar nuestras almas nathanael solo quiero decir que mirando atras, y viendo todos los senderos recorridos en este 2009,solo me queda un sentimiento de que todo ha sido como tenía que ser, y me gustaría que este 2010 fuese minimamente parecido, porque al final solo pido navegar pues aunque el mar sea el mismo nunca seran las mismas aguas,porque al final navegando aunque sea como polizón siempre se recibe algo de brisa, y esta me hace sentir vivo que es lo importante.

gracias!!!

viernes, 1 de enero de 2010

Desnudo

Creo que este es un buen año para mostrarme tal y como soy, por eso he decidido mostrarme totalmente desnudo, tanto de alma como de cuerpo, el problema es que no sé por donde empezar y por eso, mientras me lo pienso, ire escribiendo y sintiendo como hasta ahora pero sin disfraz.