Mis fotos en Instagram

Instagram

domingo, 24 de octubre de 2010

Me gustaría seguir navegando, Natanael



Tengo miedo Natanael, aún no has regresado y tengo miedo a ver a un desconocido, tengo miedo a que no pueda abrazarte como siempre, a que tu mirada y la mia no se encuentren, a que tus palabras no sea capaz de entenderlas. Oscuros pensamientos me despiertan cada noche y me encuentro sudando y temiendo que todo el mundo de Menalcas se rompa en trozos, y me agarro a ese barco donde ibamos navegando y que a golpes supimos llevar hasta aquí, y no quiero llegar a Itaca y no quiero que se acabe el camino y tengo miedo a que se cierre esa puerta.
Escribo esto y pienso que está cargado de egoismo, que en tus planes tal vez no está caminar conmigo, que tú ya has llegado a Itaca, que tal vez has logrado ser feliz, es posible que sea así, pero si no lo es, recuerda que mi pecho está abierto a tu encuentro.
Tengo miedo natanael, aunque tal vez no debería, quizas ya hemos vivido lo que teníamos que vivir tu y yo, quizas ya no somos necesarios, quizas no podemos detener el transcurrir de nuestras vidas, quizas solo sean sentimientos que como sabes ni tienen principio ni saben lo que hacen ni a donde se dirigen.

5 comentarios:

Optimus dijo...

No temas Menalcas, seguro que Natanael está de camino y esperando encontrarte en esa puerta que tanto temes cerrar.

No dudes Menalcas, seguro que Natanael es feliz caminando a tu lado, ¿donde sinó?

El viento llevará ese barco a Itaca, no desesperes!

Saludos.

Mar dijo...

No tengas miedo. El miedo paraliza y no deja pensar ni actuar.

Preciosa música. Eleva el espíritu.

Un abrazo.

PD. No eres nenaza, eres un hombre sensible.

maile dijo...

¡Pues si que me anda usted pesimista!
Se ha roto mi mundo tantas veces, he tenido que convencerme tan a menudo de que puedo disponer de otro distinto y feliz igualmente, que he llegado a la conclusion de que por mas que desee que el proximo puerto sea el ultimo siempre puede ser que no y que debo estar preparada para tener que embarcar de nuevo y buscar una nueva ruta.
Nada nos garantiza que Natanael espere con la misma impaciencia que nosotros. Ni siquiera que seamos Natanael para alguien. Ni que no nos pasaremos toda la vida buscando como llegar a Itaca sin encontrarla.
Lo unico que depende de nosotros es no perder la esperanza de llegar a puerto y que un Natanael nos este aguardando dispuesto a embarcar con nosotros si fuese necesario, y no dejar de luchar por ello.
Lo siento. ¿ve usted? me salio la vena realista... y a estas horas.

Abrazos.

Anónimo dijo...

NO SE YO, SI ESO DE LLEGAR A ITACA ES LO DESEABLE, ARRIBAR A UN PUERTO, CREO QUE JUSTO LO CONTRARIO,BUSCARLA PERSEGUIRLA, SENTIRSE VIVO DIA CADA DIA PARA ATREVERSE A SEGUIR CAMINANDO, SEGUIR NAVEGANDO, ESE ES EL UNICO SENTIDO QUE TIENE ITACA, TODO LO QUE VIVAS EN SU BUSCA, ESO SI, SI EL CAMINO ES EN LA COMPAÑIA ADECUADA NO HAY CUESTA DEMASIADO DURA, NI TORMENTA QUE NOS FRENE. OJALA QUE TODO EL MUNDO TENGA SU ITICA QUE Y CON QUIEN BUSCARLA,

Menalcas dijo...

Esta vez le doy la razón a este anónimo, Itaca o Santiago o tal vez Almonte, lo importante es el camino, y casi mejor que no sea llano, que bonitas son las subidas y tensas las bajadas, esta claro que no quiero llegar, solo caminar.