Mis fotos en Instagram

Instagram

miércoles, 6 de abril de 2011

Un libro que no se olvida

Hoy se cumplen años (68) de la publicación de este libro que a mas de uno, nos dejó alguna secuela.
Se considera un libro infantil por la forma en la que está escrito y por la historia en un principio simple, pero en realidad el libro es una metáfora en el que se tratan temas tan profundos como el sentido de la vida, la amistad y el amor.


Sólo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible para los ojos.

4 comentarios:

Paulita dijo...

Dicen que hay que leerlo 3 veces en la vida: uno cuando eres niño (en el q te resulta dificil de entender hasta la historia sencilla que cuenta), otro en la madurez joven (cuando se crean las dudas sobre el amor, las amistades y el giro q debe tomar tu vida en esos años donde aun eres joven pero que cada decision cuenta) y la ultima en la vejez, cuando en tu vida has realizado tus sueños, has llorado por las perdidas y has reido con las ganacias de todos eses años...en cada momento significa algo!
Yo lo voy a leer por segunda vez...

Dyhego dijo...

MENALCAS:
Totalmente de acuerdo. Es un libro que se vende "para niños", pero es para "adultos". Es más, los niños se aburren porque no entienden nada.
Se les queda alguna anécdota, pero no es para niños, ni por allá pasó.
Salu2.
(Por cierto, eso de Menalcas y Danetas , ¿te puedo preguntar qué significa?)

Menalcas dijo...

Este blog lo llevamos entre dos amiguetes. Hay un libro de Gide que le recomiendo a todos y se llama LOS ALIMENTOS TERRESTRES, en él, un personaje se llama Menalcas y estudiando un poco, ví que salía de las Bucólicas de Virgilio, donde en unos de sus poemas Menalcas y Dametas hacen un concurso para ver quien compone mejor, quedando empatados, Un poco rollo pero salió solo de un sitio fuimos a otro y acabó asi.
En el libro de André Gide cualquier pensamiento o sentimiento está dedicado a Natanael, de ahí el querer seguir usandolo como un alter ego.
Un saludo

Aniki dijo...

Hombre, he de admitir que los sentidos nos engañan a menudo. Pero los ojos no son más que receptores y emisores de información hacia el cerebro. Muchas veces es el cerebro el que no ve, por eso, a veces me pregunto: ¿de qué le sirven los ojos a un cerebro ciego?

Besosss.