Mis fotos en Instagram

Instagram

miércoles, 30 de junio de 2010

Natanael, Grecia, calor, dos hombres y el sirtaki

Natanael, un día de vacaciones

El sol entraba por la ventana cuando me desperté, me levanté despacio, fui a la cocina, abrí el frigorífico y me eché un vaso de leche fría. Desnudo salí a la terraza donde el sol me cegó los ojos unos instantes, abajo, en la costa se veían los primeros bañistas que se acercaban a poner la sombrilla, me tumbé en la hamaca y dejé que la brisa me acariciara todo el cuerpo.
Después pensé en bajar hasta la cala y bañarme y así lo hice



La verdad que no debe haber nada más placentero que sumergirte en las aguas cristalinas y dejarse llevar por las olas de ese mar en calma que envuelve y refresca.
Es el mes de julio y hace calor, demasiado en las horas del mediodía. Por eso este baño es tan reconfortante.




Después subo hasta el apartamento, no es muy grande, un par de habitaciones y una gran terraza con vistas a la cala. Me ducho y enciendo el equipo de música, Mahler y otros románticos suenan mientras voy preparando la brasa, invité a unos amigos a comer y después jugar unas partidas de poker. Preparo unas ensaladas y algo de churrasco, cosas que no me lleven mucho tiempo, hace calor.



La partida estuvo disputada, hubo risas y algún enfado que otro propio del ardor de la misma.


Nada importante, al menos nada que a las dos horas no se hubiese calmado todo y así riendo y algo llenos de vino y chupitos volvimos a la playa, bueno, no todos, una amiga quería jugar al tenis.



Perdon




Enfin, un buen día de vacaciones.

martes, 22 de junio de 2010

Natanael, todo cambia pero no cambia mi amor.

No es la primera vez que aparece por estos lares Mercedes Sosa



Todo Cambia

Mercedes Sosa

Cambia lo superficial
Cambia también lo profundo
Cambia el modo de pensar
Cambia todo en este mundo

Cambia el clima con los años
Cambia el pastor su rebaño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Cambia el mas fino brillante
De mano en mano su brillo
Cambia el nido el pajarillo
Cambia el sentir un amante

Cambia el rumbo el caminante
Aúnque esto le cause daño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia

Cambia el sol en su carrera
Cuando la noche subsiste
Cambia la planta y se viste
De verde en la primavera

Cambia el pelaje la fiera
Cambia el cabello el anciano
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Pero no cambia mi amor
Por mas lejo que me encuentre
Ni el recuerdo ni el dolor
De mi pueblo y de mi gente

Lo que cambió ayer
Tendrá que cambiar mañana
Así como cambio yo
En esta tierra lejana

Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia

Pero no cambia mi amor...

sábado, 19 de junio de 2010

60 no suena bien! me niego!. Felicidades Natanael!!!

Ha llegado el día, es hoy. LLevo un año postergandolo, pero de hoy no pasa. Hoy cumplo 54, y a partir de hoy no cumplire más, he decidido que es una edad que me gusta, 54!! SUENA BIEN! Al igual que peter pan no crecere más, aqui me quedo en mi pais de nunca jamas.
yo había decidido nacer el día 24, porque todo lo mágico, todo lo especial ocurre esa noche, porque yo querÍa ser especial,y nacer en esa noche en que todos los milagros se obran, y toda la magia baja a la tierra. Pero no! un buen dia como hoy hace unos 53 años nací,la verdad es que pensandolo bien casi lo consigo, tampoco calcule tan mal, ademas en gran medida fue culpa de mi madre, que estaba ya cansada de aguantarme y decidio que ya estaba bien, en fin ya se sabe las madres son asi. El parto fue complicado, pero merecio la pena, despues de 8 horas, alli estaba yo, cansado y sucio, y un poco cabreado por nacer antes de tiempo pero bueno que se le iba hacer, recuerdo que la partera me dio unas chaparretas demasiado fuertes, y yo cabezón desde el minuto uno apenas lloré para no darle el gusto, pero respire, eso si!,y me gustó, lo primero que pense fue, mmmmmm creo que me lo voy a pasar bien. Y pensandolo bien no ha habido demasiada queja,solo deseo que los proximos 52 sean parecidos, con altos y bajos, risas y llantos, dias de sol y lluvia, y dÍas difrentes.
Por lo demás , el cuerpo más o menos me responde, me encuentro relativamente sano, y en cuanto a la apariencia sera cuestión de hacerme algún areglillo más,otra lipo,una rinoplastia nueva, y lo de todos los años, parpados, bolsas y colageno en labios etc ( cosillas!!!) (ahorrando estoy).

NATANAEL, no creo en los psicologos, no me siento viejo, luego no lo soy

Dentro de ti tu edad
creciendo,
dentro de mí mi edad
andando.
El tiempo es decidido,
no suena su campana,
se acrecienta, camina,
por dentro de nosotros,
aparece
como un agua profunda
en la mirada
y junto a las castañas
quemadas de tus ojos
una brizna, la huella
de un minúsculo rio,
una estrellita seca
ascendiendo a tu boca.
Sube el tiempo
sus hilos
a tu pelo,
pero en mi corazón
como una madreselva
es tu fragancia,
viviente como el fuego.
Es bello
como lo que vivimos
envejecer viviendo.
Cada dia
fue piedra transparente,
cada noche
para nosotros fue una rosa negra,
y este surco en tu rostro o en el mío
son piedra o flor,
recuerdo de un relámpago.
Mis ojos se han gastado en tu hermosura,
pero tú eres mis ojos.
Yo fatigué tal vez bajo mis besos
tu pecho duplicado,
pero todos han visto en mi alegría
tu resplandor secreto.
Amor, qué importa
que el tiempo,
el mismo que elevó como dos llamas
o espigas paralelas
mi cuerpo y tu dulzura,
mañana los mantenga
o los desgrane
y con sus mismos dedos invisibles
borre la identidad que nos separa
dándonos la victoria
de un solo ser final bajo la tierra.

Hoy es mi cumpleaños, y no sé si pedir cita al psicologo

Pablo Neruda escribio este poema para evitar ir

Yo no creo en la edad.

Todos los viejos
llevan
en los ojos
un niño,
y los niños
a veces
nos observan
como ancianos profundos.

Mediremos
la vida
por metros o kilómetros
o meses?
Tanto desde que naces?
Cuanto
debes andar
hasta que
como todos
en vez de caminarla por encima
descansemos, debajo de la tierra?

Al hombre, a la mujer
que consumaron
acciones, bondad, fuerza,
cólera, amor, ternura,
a los que verdaderamente
vivos
florecieron
y en su naturaleza maduraron,
no acerquemos nosotros
la medida
del tiempo
que tal vez
es otra cosa, un manto
mineral, un ave
planetaria, una flor,
otra cosa tal vez,
pero no una medida.

Tiempo, metal
o pájaro, flor
de largo pecíolo,
extiéndete
a lo largo
de los hombres,
florécelos
y lávalos
con
agua
abierta
o con sol escondido.
Te proclamo
camino
y no mortaja,
escala
pura
con peldaños
de aire,
traje sinceramente
renovado
por longitudinales
primaveras.

Ahora,
tiempo, te enrollo,
te deposito en mi
caja silvestre
y me voy a pescar
con tu hilo largo
los peces de la aurora!

viernes, 18 de junio de 2010

Natanael, un recuerdo para Saramago, que tantos buenos ratos me hizo pasar



"La vejez empieza cuando se pierde la curiosidad"

No te pido que me lo cuentes todo, tienes derecho a guardar tus secretos, con una única e irrenunciable excepción, aquellos de los que dependa tu vida, tu futuro, tu felicidad, ésos quiero saberlos, tengo derecho, y tú no me lo puedes negar.

El viaje no termina jamás. Solo los viajeros terminan. Y también ellos pueden subsistir en memoria, en recuerdo, en narración... El objetivo de un viaje es solo el inicio de otro viaje.

Para qué sirve el arrepentimiento, si eso no borra nada de lo que ha pasado. El arrepentimiento mejor, es sencillamente cambiar

miércoles, 16 de junio de 2010

Una y otra vez Gide


Natanael, desde ese día, cada instante de mi vida adquirió para mí el sabor de novedad, de un don absolutamente inefable. Así viví en una casi perpetua estupefacción apasionada. Llegué muy pronto a la embriaguez y gocé en caminar con una especie de aturdimiento.
Es cierto que he querido besar toda la risa que he encontrado en los labios; que he querido beber toda la sangre que he encontrado en las mejillas, las lágrimas que he encontrado en los ojos; que he querido morder la pulpa de todos los frutos que han tendido hacia mí las ramas. En cada posada me saludaba un hambre; en cada fuente me esperaba una sed -una sed, ante cada una, particular-; y habría querido otras palabras para marcar mis otros deseos
 
de marcha, donde se abría un camino;
de descanso, donde la sombra invitaba;
de nado, al borde de aguas profundas;
de amor o de sueño al borde de cada lecho.

He puesto audazmente mi mano sobre cada cosa y me he creído con derecho a cada objeto de mis deseos. (Y, por otra parte, lo que anhelamos, Natanael, no es tanto la posesión como el amor.) ¡Ah, que ante mí todo se irise, que toda belleza se revista y se matice con mi amor!

martes, 15 de junio de 2010

miércoles, 2 de junio de 2010

Natanael, pasaremos por el albergue y Gide nos llevará a la embriaguez

Albergues.
He conocido el vino fuerte de las posadas, que se repite con un gusto de violeta y procura el sueño espeso del mediodía. He conocido la embriaguez del crepúsculo, cuando parece que toda la tierra vacila bajo el peso de vuestro potente pensamiento.


Natanael, te hablaré de la embriaguez.
Natanael, con frecuencia la saciedad más simple fue para mí una embriaguez, tan ebrio de deseos estaba ya de antemano. Y lo que buscaba por los caminos no era, desde luego, tanto un albergue como mi hambre.
Embriagueces del ayuno, cuando se ha caminado desde primera hora de la mañana y el hambre no es ya un apetito, sino un vértigo. Embriaguez de la sed, cuando se ha caminado hasta el anochecer.
La comida más frugal se me hacía en ese tiempo excesiva como una intemperancia y saboreaba líricamente la intensa sensación de mi vida. Entonces, el aporte voluptuoso de mis sentidos hacía de cada objeto que los tocaba como mi dicha palpable.
Conocí la embriaguez que deforma ligeramente los pensamientos. Recuerdo un día en que se reducían como los tubos de un catalejo; el penúltimo parecía siempre ya el más fino; y luego salía de él siempre otro más fino todavía. Recuerdo un día en que salían tan redondos que verdaderamente no había ya más que hacer que dejarlos rodar. Recuerdo un día en que eran tan elásticos que cada uno de ellos tomaba sucesivamente las formas de todos, y recíprocamente. Otras veces eran dos que, paralelos, parecían querer crecer así hasta el fondo de la eternidad. ....
Conocí la embriaguez que le hace a uno creerse mejor, más grande, más respetable, más virtuoso, más rico, etc., que lo que es.

Ya sé, que acabo de bajar mucho el nivel, pero tenía que hacerlo



A Natanael con cariño

martes, 1 de junio de 2010

Me gusta cernuda

Donde habite el olvido,
En los vastos jardines sin aurora;
Donde yo sólo sea
Memoria de una piedra sepultada entre ortigas
Sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.

Donde mi nombre deje
Al cuerpo que designa en brazos de los siglos,
Donde el deseo no exista.

En esa gran región donde el amor, ángel terrible,
No esconda como acero
En mi pecho su ala,
Sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.

Allí donde termine este afán que exige un dueño a imagen suya,
Sometiendo a otra vida su vida,
Sin más horizonte que otros ojos frente a frente.

Donde penas y dichas no sean más que nombres,
Cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;
Donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,
Disuelto en niebla, ausencia,
Ausencia leve como carne de niño.

Allá, allá lejos;
Donde habite el olvido.




Poemas de Luis Cernuda