Mis fotos en Instagram

Instagram

jueves, 11 de agosto de 2011

Tanto tiempo, tantas veces



Una y otra vez me despierto pensando en que hoy es el día, y a veces hasta me levanto deprisa para no perder este último tren, pero como siempre es un nuevo sueño que se deshace cuando pongo los pies en el suelo y noto el frío de las losas. Me quedo sentado con la cabeza entre las manos y trato de no llorar, porqué llorar? me pregunto, porque sufrir?, si era esto lo que había, si era esto lo que te dijeron, cuando vas a lograr vivir con ello?, cuando lo vas a aceptar?. Demasiadas preguntas y pocas respuestas, demasiadas ansias y poca esperanza, cada vez menos, cada vez nada.
Me levanto y el agua de la ducha helada me reconforta y hace que el cuerpo vibre, me hace falta en momentos así, y mi cabeza sigue pensando y para que?.
Hay momentos que el hombre debería ser mas animal que racional y dejar los pensamientos a un lado, sobre todo si son esos que duelen, y dejarse ir por las mañanas frescas, por los mediodías soleados y por las atardeceres rojos, y sentir esos instantes como los últimos.
Se debería dar uno cuenta de que por un lado o por otro todo el mundo tiene su vida, y que no hay nadie que esté dispuesto a sacrificarla por ti, que tú eres el primero que tiene que cuidarse de los malos espíritus y que si tú no te quieres es dificil que te quieran, aunque de vez en cuando hay quien lo intenta.
En fin no tengo porque dejarme, no tengo porque quererme, pero ya que aún estoy aquí lucharé con todas mis fuerzas, porque al fin y al cabo la vida es eso: lucha. Y lo mejor es no conseguir siempre lo que buscas, porque te decepcionaras, porque en tu cabeza lo que buscabas era mucho mas fantástico que lo que has logrado, porque idealizamos desde un puto movil, hasta el gran amor de tu vida, y los moviles solo son objetos caros y el amor de tu vida, como tú, también tiene defectos. Por eso lo mejor es la lucha, pero vamos a tomarla con tranquilidad, con sosiego, que sea como un paseo por la orilla del mar, dejándonos arrullar por la brisa, dejándonos sentir las húmedas gotas en el rostro, todo lo que no sea así, será agobio, estres, y claro, mayores decepciones, cuando lo consigues.
No tengo claro si esta reflexíon es triste u optimista, ultimamente no tengo claras muchas cosas, y eso que ya tengo edad, pero intento vivir como quiero y sabes una cosa?, que muchas veces lo consigo, aunque existan días de color estaño. 

2 comentarios:

Huellas dijo...

La vida es una incognita pero hay que aprovecharla mientras dure. Saludos.-

Anónimo dijo...

Muy buena reflexión compañero, me gusta mucho esta entrada, creo que demasiada gente se siente identificada con lo que has escrito, se dice que nacemos para vivir y sufrir, pero en ocasiones somos nosotros mismos los que nos buscamos ese sufrimiento, hay un dicho que dice, "Si haces lo que te apetece, al menos complacerás a una persona", un consejo, síguelo haciendo, a veces pensar en uno mismo parece egoísta, pero es reconfortante. Un abrazo. CARPE DIEM.