Mis fotos en Instagram

Instagram

sábado, 26 de noviembre de 2011

viernes, 25 de noviembre de 2011

Un pequeño homenaje a un grande a los 20 años



¿Puede alguien encontrarme alguien a quién amar?
Cada mañana que me levanto me muero un poco,
Apenas puedo quedarme de pie,
Pega una mirada en el espejo,
y llora.
Señor, ¿qué me está haciendo?,
Pasé todos mis años creyendo en ti,
Pero simplemente no obtengo ayuda, ¡Señor!
Alguien, alguien,
¿Puede alguien encontrarme alguien a quién amar?

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Mierda de política, de todas las políticas



Dicen que es un inglés de muuuuuuuuuyyy a la derecha, un euroeceptico, que nunca hubiese dado un euro ni a Grecia, ni a Irlanda, ni a nadie. Pero ahí quedan unas palabras que dan que pensar.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Un sabado de cine

El otro día fui al cine, era una pelicula donde dos familias discuten y sacan trapos sucios por culpa de una pelea entre chavales, la película es de Polanski y a mi me gustó mucho. En español se llama: Un dios salvaje. Supongo que la obra de teatro debe ser fantastica, me hubiese gustado verla. Enfín, os dejo el trailer.

Me gusta lo de: Soy un hijo de puta con muy mala leche




Y una frase de otra película, Un método peligroso, que me dejó pensando:

A veces hay que cometer un acto imperdonable para poder seguir viviendo.

En la película se la dice Carl Jung a Freud. M e gustarían un par de opiniones.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Rubaiatas


Hace algún tiempo cayó en mis manos un libro de un autor antiguo llamado Omar Kaiam, otros lo escriben de otra forma, escribía reflexiones inutiles, por eso me gusta. Aquí dejo unas cuantas.

- Siéntate y bebe: gozarás de una felicidad que no conoció Mahmud. Escucha las melodías de los amantes: son los verdaderos salmos de David. No te hundas en el pasado ni atisbes el porvenir. Que tu pensamiento no vuele más allá de la hora presente: he aquí el secreto de la verdadera paz.

- No me interesa saber dónde podría comprar el manto de la astucia o de la mentira, mas ando siempre en busca de buen vino. Ha nevado en mis cabellos, y aprovecho la ocasión de ser feliz hoy porque mañana me faltarán las fuerzas.

- ¡Qué mezquino el corazón que no sabe amar! Si no estás enamorado, ¿cómo puedes gozar con la deslumbrante luz del sol o la suave claridad de la luna?

- Soy viejo, y mi pasión por ti me lleva a la tumba, pues no dejo de beber vino de palmera. El amor me ha quitado la razón y deshoja el tiempo, sin piedad, la bella rosa que tenía.

- ¿Qué es preferible: sentarse en una taberna, y hacer después un examen de conciencia, o posternarse en una mezquita, con el alma seca? No me interesa saber si existe un Todopoderoso o no, ni lo que pueda hacer conmigo, llegado el caso.


Fotos de Paula

martes, 15 de noviembre de 2011

Aquellas pequeñas cosas



Uno se cree que la vida es avanzar hacia delante, conseguir cada vez mas cosas, mover cielo y tierra para tener un mejor coche o una casa mejor, incluso adelantarse a lo que está por venir, y sin embargo, cuando a uno se acuerda de esos momentos de todos los días, de ese rato con los amigos tomando un vino, o la sonrisa de tu hijo cuando vas a buscarle al colegio, o la bronca de la mujer porque no te limpiaste los zapatos, o aquella noche en la playa, se da uno cuenta que estas pequeñas cosas son la vida.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Curiosamente libre



Hoy me ha caido un trozo de cielo, o a lo mejor soy yo el que ha subido hasta allá, da lo mismo, claro que así es la vida, un día puedes con el mundo y al día siguiente hasta una hormiga te da un coscorrón. Que estres es este que nos toca vivir.
Pero que sería de nosotros sin él.

Y que yo pueda, al fin, correr en fuga loca,
inundando las tierras como un río terrible,
desatando estos nudos, ah Dios mío, estos nudos,
destrozando,
quemando,
arrasando
como una lava loca lo que existe,
correr fuera de mi mismo, perdidamente,
libre de mí, Curiosamente libre.
¡Irme, Dios mío, irme!

jueves, 10 de noviembre de 2011

creo que me voy a levantar

Adquirí la costumbre de dormir frente a mi ventana abierta de par en par, y como inmediatamente bajo el cielo. En las noches demasiado calurosas de julio he dormido completamente desnudo a la luz de la luna; al alba me despertaba el canto de los mirlos; me hundía enteramente en agua fría y me enorgullecía de comenzar muy pronto mi jornada. En el Jura, mi ventana se abría sobre un valle que en seguida se llenó de nieve; desde mi lecho divisaba la linde de un bosque; volaban cuervos y cornejas; de madrugada me despertaban los cencerros de los rebaños; cerca de mi casa, se hallaba la fuente adonde los llevaban a beber los vaqueros: me acuerdo de todo eso.
Me gustaba, en las posadas de Bretaña, el contacto de las sábanas toscas y el buen olor de la lejía. En Belle-Isle me despertaban los cantos de los marinos; corría a mi ventana y veía alejarse las barcas; luego bajaba hacia la mar.

A las mañanas unos cantos de grillos, me hacían de despertador




El goce de alimentar en uno mismo la miseria. La vida era para nosotros. salvaje y de sabor repentino
Y a mí me gusta que la dicha sea aquí
como una florescencia sobre la muerte

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Un repaso



Es lo malo de tumbarse en la cama en otro día de color estaño, a uno le vienen cosas a la cabeza y repasa su vida con detalle, claro que de eso nunca se saca nada en concreto, a veces los mismos momentos vividos son agradables y otras veces son un poco mas agrios. Enfín que importa, tal vez lo mejor es que los vivistes.

martes, 8 de noviembre de 2011

Quien quiere vivir para siempre?

 

Quemo pitillos y recuerdos a una velocidad de vértigo, el humo seco y la soledad dibujan tu cuerpo en el aire y en mi mente lo saboreo con mis manos por si es la última, por si el tiempo y la vejez llegan algún día a arrebatármelo. Alguna lágrima se escapa, (será el humo de estos ducados que he salvado del olvido al que estaban condenados en el fondo de un cajón desde hace 5 años), no importa, nadie puede verme.


  Hace rato que ya no entra luz por la buhardilla, esa misma que tantas veces ha enfocado la luz de la luna sobre nuestros cuerpos desnudos, éramos los principales actores, todas las luces nos buscaban, hoy no, hoy es todo negrura, todo frio, todo estaño, hoy me has dejado abrazado a tus reproches, esos que siempre escondes y tus ojos me muestran, dardos que se clavan en mi pecho y hacen difícil el respirar, hacen no querer intentarlo. Me siento viejo, sin futuro, sin ganas, sin motivos ni porqués.

 Me quedan tres telediarios pero se me antojan largos y eternos, donde esta negrura que me come, me convierte en el extranjero que siempre he sido.

DE TODAS FORMAS QUIEN QUIERE VIVIR PARA SIEMPRE?



Hace frio, me duelen los dedos, la espalda me atormenta... tal vez mañana sea mejor.

Hace un día de esos de color estaño



Hace un día de esos de color estaño, o sea cerrado pero no llueve, fresco pero no frio, con gente pero solo, y recuerdo aquellas noches y aquellos cigarrillos echando humo entre mis labios. Hoy me he tumbado en la cama a intentar dejar pasar el tiempo, así sin más, sin siquiera tener que vivirlo, y eso que a mi me gusta aprovechar cada segundo, me he tumbado en la cama y he cerrado los ojos al exterior, y por mi cabeza han pasado años, momentos, fotografías, relatos, alegrías, tragedias, y hasta las noches aquellas en que tumbado sobre una cama, un cigarrillo deja escapar el humo entre mis dedos.
Hace un día de esos de color estaño, pero puse la radio y sonó una música, de pronto me encontré bailando en medio de la habitación, y subí el volumen y bailé con más fuerza, y mis zapatos taconeaban en el parqué y por un instante me sentí en un tablao andaluz, hasta que vino el vecino de abajo y llamó al timbre y me dijo: que? es tu casamiento?.
No lo entiendo, que le costaba haberse puesto a bailar conmigo?

viernes, 4 de noviembre de 2011

Neruda y la manzana


A ti, manzana,
quiero
celebrarte
llenándome
con tu nombre
la boca,
comiéndote.

Siempre
eres nueva como nada
o nadie,
siempre
recién caída
del Paraíso:
plena
y pura
mejilla arrebolada
de la aurora!
Qué difíciles
son
comparados
contigo
los frutos de la tierra,
las celulares uvas,
los mangos
tenebrosos,
las huesudas
ciruelas, los higos
submarinos:
tú eres pomada pura,
pan fragante,
queso
de la vegetación.


Cuando mordemos
tu redonda inocencia
volvemos
por un instante
a ser
también recién creadas criaturas:
aún tenemos algo de manzana.

Yo quiero
una abundancia
total, la multiplicación
de tu familia,
quiero
una ciudad,
una república,
un río Mississipi
de manzanas,
y en sus orillas
quiero ver
a toda
la población
del mundo
unida, reunida,
en el acto más simple de la tierra:
mordiendo una manzana.


Un paseo por Van Gohg




Sé que soy poca cosa

y siento que mañana seré nada

¡ojalá! que mi carnada

os sirva como alimento.

Sé que te irás

pero recuerda que mi brazo está tendido

sobre el viento.