Mis fotos en Instagram

Instagram

jueves, 13 de agosto de 2009

Una y otra vez Gide, viene a mi memoria, a mi corazón, a mis lágrimas

Natanael, me gustaría darte una alegría que no te hubiese dado todavía ningún otro. No sé cómo dártela y, no obstante, poseo esa alegría. Quisiera dirigirme a ti más íntimamente que como lo ha hecho todavía ningún otro. Quisiera llegar a esa hora de la noche en que sucesivamente habrás abierto y luego cerrado muchos libros, buscando en cada uno de ellos más de lo que te haya revelado; hora en la que esperas todavía; en la que tu fervor va a convertirse en tristeza por no sentirse sostenido. Sólo escribo para ti; sólo escribo para esas horas. Quisiera escribir un libro del que te pareciera ausente todo pensamiento, toda emoción personal, en el que no creyeras ver sino la proyección de tu propio fervor. Quisiera acercarme a ti y que me ames.

Camino entre zarzas y toxos y me arañan y sigo caminando.

Cada día tengo mas miedo a no ser, se me acaba la vida y esas ilusiones que me mantenian desaparecen, echo de menos lo que no he hecho, echo de menos lo que tengo que hacer, y te lo cuento a ti Natanael, porque sé que me escuchas y no dices nada. Quiero saber que pasa porque ese miedo?, porque esa mentira? Natanael no me dejes nunca.

Estos dos poemas de Kavafis venian a cuento antes, ahora no lo sé.
hace calor, me gusta el sol.


VOLUPTUOSIDAD

La delicia y el perfume de mi vida es la memoria de esas horas

en que encontré y retuve el placer tal como lo deseaba.

Delicias y perfumes de mi vida, para mí que odié

los goces y los amores rutinarios.



FUI

Nada me retuvo. Me liberé y fui.

Hacia placeres que estaban

tanto en la realidad como en mi ser,

a través de la noche iluminada.

Y bebí un vino fuerte, como

sólo los audaces beben el placer.

martes, 11 de agosto de 2009

A veces caigo en cosas como estas. CELINE



Lo peor es que te preguntas de dónde vas a sacar bastantes fuerzas la mañana siguiente para seguir haciendo lo que has hecho la víspera y desde hace ya tanto, de dónde vas a sacar fuerzas para ese trajinar absurdo, para esos mil proyectos que nunca salen bien, esos intentos por salir de la necesidad agobiante, intentos siempre abortados, y todo ello para acabar convenciéndote una vez más de que el destino es invencible, de que hay que volver a caer al pie de la muralla, todas las noches, con la angustia del día siguiente, cada vez más precario, más sórdido.


Louis-Ferdinaud Céline, Viaje al fin de la noche.

miércoles, 5 de agosto de 2009

El Norte, Rosalía, esta nublado y es verano

¡No! No ha nacido para amar, sin duda,
ni tampoco ha nacido para odiar,
ya que el amor y el odio han lastimado
su corazón de una manera igual.

Como la dura roca
de algún arroyo solitario al pie,
inmóvil y olvidado anhelaría
ya vivir sin amar ni aborrecer.

Miguel Poveda y este poema de Gil de Biedma, la unión perfecta

-NO VOLVERÉ A SER JOVEN-

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes,
yo vine a llevarme la vida por delante.

Dejar huella quería
y marcharme entre aplausos
-envejecer, morir,
eran tan sólo las dimensiones del teatro.

Pero ha pasado el tiempo
y la verdad desagradable asoma:
envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.

-Jaime Gil de Biedma- ("Poemas póstumos", 1968)

video